Su evolución a lo largo de los años

Cuando hablamos de videoconferencias nos podemos remontar a las primeras videollamadas. El poder oír y además ver al interlocutor se consiguió por primera vez en Alemania en 1936. A través de una red interna de circuito cerrado de televisión. En 1959, con el prototipo Picturephone, la empresa americana AT&T utilizó un sistema de comunicación de video bidireccional que permitió realizar una comunicación más completa. Estos prototipos de teléfono con pantalla se pudieron ver en 1964 en la Exposición Universal de New York. Eran sistemas muy costosos que con el tiempo se han ido mejorando. Al llegar los 90, con Internet y sus protocolos, dieron un gran impulso. En 2003 la conexión se podía realizar desde cualquier parte del planeta con los conocidos Messenger o Skype.

En 2005, se lanzó el primer sistema de alta definición para ellas, y en el 2012 aparecieron las llamadas colaborativas, lo que permitió compartir archivos y dar soporte en la nube.

Tanto la interfaz como los complementos actuales: cámaras, micrófonos y pantalla han ido evolucionando hasta poder hacer reuniones en diferentes tipos de salas, consiguiendo en cada entorno una calidad de imagen y sonido excepcionales.

Diferencia entre videollamada y videoconferencia

Aunque muy similares, no son lo mismo y es fácil que se confundan. Ambas tienen en común el poder conectarse con personas de todo el mundo con una comunicación de audio y vídeo y mantener reuniones online. Sus principales diferencias son:

El número de participantes: las videollamadas son de 2 personas y las videoconferencias permiten reuniones de trabajo de más personas.

Las herramientas de gestión: en una videoconferencia los participantes pueden compartir documentos a través de la plataforma utilizada, mientras que en las videollamadas no es posible.

El software: Para realizar una videoconferencia el software ha de ser potente, en cambio, en las videollamadas solo es necesario un programa básico.

El coste: para una videoconferencia se requiere un gasto superior para adquirir los complementos necesarios y en una videollamada solo se requiere un plan de datos o conexión a internet.

La forma de realizarlas: las videollamadas se hacen en su mayoría desde un móvil de manera rápida y cómoda. Y las videoconferencias se realizan a través de un ordenador y muchas veces se incluye una cámara, altavoces y una pantalla.

Datos y crecimiento de las videoconferencias hoy en día

A continuación te enumeraré varios datos importantes que reflejan la importancia que van adquiriendo las videoconferencias. Por ejemplo, que 7 de cada 10 empresas utilizan la videoconferencia a diario. En estas empresas, el 81% de directivos apuestan por el vídeo antes que el correo electrónico o chat y consideran que permite una mayor conexión con el cliente. Afirman que es una manera de optimizar las reuniones híbridas y de crear una fidelización mayor con el cliente e incluso de motivar a los trabajadores. La verdad es que se crea un espacio flexible en el que interactuar unos con otros.

Han permitido el trabajo a distancia y las comunicaciones durante la pandemia. Está claro que su uso entonces se disparó y hoy por hoy es uno de los principales servicios de colaboración. El número de empleados que trabajan a distancia ha aumentado entre 2,5 y 3 veces. Ello ha favorecido el crecimiento también del uso de las soluciones de videoconferencia para adaptarse al trabajo híbrido.

El tiempo promedio a la semana dedicado a las reuniones por videoconferencia es de unas 8 horas. Y si hacen números, en el mercado mundial de las videoconferencias se espera una tasa de crecimiento anual del 11,4% desde el 2021 al 2028. Otro dato interesante es que el 89% de las organizaciones utilizan múltiples herramientas, combinando 2 o 3 distintas, y casi la mitad de las empresas (el 49%) elige un software basándose en la facilidad de uso.

Todas las empresas a nivel mundial han adoptado esta manera de reunirse y hoy en día es impensable que una empresa no esté trabajando con algún tipo de equipo para realizarlas. Pero a muchas les falta todavía hacerse con un equipo profesional. Solo el 27% de los profesionales en activo cree que las reuniones de su empresa son de alta calidad de forma constante.

Su uso continuado está asegurado gracias a sus múltiples ventajas

La posibilidad de verse las caras entre los participantes mejora notablemente la comunicación. Supone una reducción de costes para las empresas que eliminan los gatos en viajes y ganan el tiempo de los traslados. La interactividad, el compartir información, archivos, mejora la productividad. La riqueza de contenidos estimula las conversaciones fructíferas. El poder dibujar sobre un vídeo o imagen con un lápiz inalámbrico y compartirlo sirve para obtener nuevas ideas. La interoperabilidad actual que permite comunicarse con plataformas de otras empresas y no preocuparse por la compatibilidad. Los elementos de comunicación actuales, como altavoces con eliminación de ruido, pantallas grandes con calidad HD, cámaras que detectan el movimiento y te siguen, hacen que las salas de reuniones garanticen una comunicación óptima como si estuvieran cara a cara. Las soluciones de hoy en día pueden transmitir y grabar a la vez, con lo que se puede sacar más partido de una reunión. Ya no existe limitación física para conectar cualquier zona sin tener que limitarse a una sala de reuniones. Cualquier zona de construcción, laboratorio, sala de teatro, aulas e incluso lugares de culto se puede conectar.

La videoconferencia hace unos años era una tecnología de vanguardia, pero hoy en día tiene un uso generalizado. La calidad en la imagen, la velocidad de transmisión y los requisitos técnicos mínimos han facilitado el que estén al alcance de cualquiera. Si necesitas consejos para realizar una videoconferencia puedes ver nuestro artículo anterior.

¿Cuál será el futuro de las videoconferencias?

Se dice que evolucionarán y que estas reuniones virtuales pasarán al metaverso, un espacio 3D donde podrás usar un avatar para interactuar. No te extrañe que con el tiempo todas estas cosas te las explique pronto de esta manera ¡Imagínate!

Espero que haya sido de tu interés esta información y recuerda cuando estés en tu próxima reunión de videoconferencia que el futuro puede traernos muchas más opciones. Se espera un gran avance en este campo, incluyendo la realidad virtual, la realidad aumentada o los hologramas (de los que ya os hablamos hace unos años.)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here